sábado, 21 de noviembre de 2015

HERRAMIENTAS DE BÚSQUEDA DE EMPLEO


  Si estás buscando empleo, aquí tienes los aspectos básicos de las principales herramientas que utilizarás, y que son: el currículum vitae, la carta de presentación y la  entrevista de trabajo. 
Al final de esta entrada podrás encontrar un modelo de Currículum vitae europeo, puedes rellenarlo con tus datos e imprimirlo, espero que te sea útil.

   La fuente de información de la que he obtenido esta información es la página del SEF- (Servicio Regional de Empleo y Formación) 
SEF- CARM

 Currículum Vítae

    El currículum vitae o CV es una de las principales herramientas de búsqueda de empleo ya que, en la mayoría de los casos, como sabeis, os solicitarán que presentéis uno para participar en un proceso de selección o poder optar a una oferta de trabajo. Además, el currículum vitae, junto con la carta de presentación constituirá en muchas ocasiones el primer contacto que establezcas con la empresa seleccionadora, así como el primer conocimiento que ésta tenga sobre nosotros.

  Hay muchos modelos de currículum, pero nos centraremos en el Currículum Vitae Europeo, así que,en primer lugar podéis encontrar los principios básicos, un enlace del SEF con las instrucciones más detalladas, y al final de esta entrada podéis rellenar el currículum con vuestros datos, para descargarlo e imprimirlo

  Cinco principios básicos para un buen CV:

  • 1. Céntrate en lo esencial 
   Un empleador dedica generalmente menos de un minuto a examinar un CV antes de decidir en una primera selección si rechazarlo o tenerlo en cuenta. Muéstrate convincente para no perder tu oportunidad.
Si estás respondiendo a una oferta de empleo, sigue rigurosamente los requisitos del proceso de solicitud. La oferta de trabajo puede especificar el mecanismo de solicitud (CV, formulario a cumplimentar, solicitud online), la longitud o el formato del CV, si es preciso incluir una carta de motivación, etc.
Se breve: generalmente dos páginas en A4 son más que suficiente, independientemente de su formación o su experiencia. No supere las tres páginas.
¿Tienes escasa experiencia profesional? Describe en primer lugar la educación y la formación recibidas; destaca posibles actividades de voluntariado y prácticas en centros de trabajo.

  • 2. Se claro y conciso 
   Usa frases cortas. Evite frases estereotipadas. Concéntrate en los aspectos relevantes de su formación y de su experiencia profesional.
Dá ejemplos concretos. Cuantifica tus resultados.
Actualiza tu CV a medida que vaya adquiriendo experiencia. No dudes en suprimir información anticuada si aporta nada al puesto que solicita.

  • 3. Adapta siempre tu CV de manera que se adecúe al puesto que solicita 
   Destaca tus puntos fuertes en relación con lo que necesita el empleador y céntrate en las competencias que se adecúan al puesto solicitado.
Evita incluir la formación o la experiencia profesional que no sea relevante para el puesto solicitado.
Justifica las interrupciones en sus estudios o en su carrera profesional, e incluye ejemplos de las competencias que hayas podido adquirir durante esos periodos.
Antes de enviar su CV a un empleador, reléelo para comprobar que se ajusta al perfil solicitado.
No infles artificialmente tu CV; correrías el riesgo de quedar en evidencia en una entrevista. 

  • 4. Cuida la presentación de tu CV 
   Presenta tus competencias y habilidades de una forma clara y lógica, de manera que destaquen tus puntos fuertes.
Coloca la información más relevante en primer lugar.
Cuida la ortografía y la puntuación.
Imprime tu CV en papel blanco (a menos que te pidan enviarlo por vía electrónica).
Respeta el tipo de letra y el formato propuestos.

  • 5. Revisa tu CV una vez cumplimentado 
   Corrige las posibles faltas de ortografía o puntuación, y asegúrate de que la estructura es clara y lógica.
Da a leer tu CV a una tercera persona, de modo que se asegure de que el contenido es claro y comprensible.
No olvides adjuntar al CV una carta de motivación.

Carta de presentación

   La carta de presentación es una "tarjeta de visita" que acompañará a tu currículum. Su objetivo es atraer la atención de la persona que la lea, causar una impresión favorable y conseguir el resultado que buscas: lograr una entrevista.

   Hay dos tipos de carta de presentación:
Autocandidatura: cuando la enviamos por iniciativa propia sin que haya una oferta previa.

Respuesta a una oferta: cuando respondemos a una oferta de trabajo concreta.
En ambos casos debemos tener en cuenta tanto la redacción como la presentación. 
 Recomendaciones:
  • Personalizarla, dirigirla a una persona concreta.
  • Redactar en primera persona.
  • Escrita a ordenador por una sola cara, evitando las faltas de ortografía.
  • Utilizar una sola hoja de papel, con amplios espacios entre párrafo y párrafo
  • Corta y directa.
  • Clara y convincente.
  • Ser positivo, exponiendo lo que se sabe hacer.
  • Siempre debe ir firmada.
 Estructura:
  • Membrete, con nombre y apellidos, dirección, teléfono del remitente. Generalmente está alineado a la izquierda.
  • La fecha, precedida del nombre de la ciudad, alineada a la derecha.
  • Datos de la empresa o persona a la que nos dirigimos. El nombre del destinatario debe ir precedido del tratamiento: Sr. D., Sra. Dª.
  • La entrada de la carta suele llevar el tratamiento habitual:  Sr./a:  o  Muy Sr./a mío/a.
  • El texto consta generalmente de tres párrafos: 
Primero: Se intenta captar la atención del lector ensalzando logros de la empresa (autocandidatura) o se hace referencia a la oferta de empleo.
Segundo: Presentación y resumen de los puntos fuertes del curriculum que se adjunta.
Tercero: Solicitar una cita y/o mostrar interés por participar en el proceso de selección.
  •  La carta se cierra con la despedida de cortesía y la firma.
Entrevista de trabajo
   La entrevista de trabajo es el momento más importante de todo el proceso de búsqueda de empleo ya que todo lo hecho anteriormente, elaboración del currículum y envío de carta de presentación, tienen como finalidad conseguir esa entrevista. A una entrevista de selección llegan los candidatos que tienen alguna posibilidad de ser contratados, de ahí que sea tan importante prepararla.
    TIPOS DE ENTREVISTA 
   Las entrevistas de trabajo podemos clasificarlas en distintos tipos según:El número de participantes, si es individual o mixta, o cómo esté estructurada.
  • Respecto al número de participantes, será individual cuando haya sólo un entrevistado y un entrevistador, y colectiva cuando haya más de un entrevistador al mismo tiempo. En ocasiones el usuario pasa por diversos entrevistadores en distintos momentos que pueden tener capacidad para decidir cuál es el candidato más idóneo (entrevista individual). En cambio hay veces que se opta porque estén reunidos todos los entrevistadores que tienen que tomar la decisión final, con lo cual, el entrevistado se “enfrentaría” a distintos entrevistadores al mismo tiempo (entrevista colectiva).
  • Respecto a la estructura, se hablará de directiva, cuando el guión de preguntas esté cerrado de antemano. De esta forma, todos los entrevistados contestan las mismas preguntas. Éstas suelen abarcar muchos aspectos, tanto laborales como actitudinales, incluso personales. Se usan principalmente para comprobar o corroborar los datos que vienen recogidos en el currículum. Cuando se habla de entrevista no directiva es para hacer referencia a aquellas que no disponen de un formato de preguntas cerradas, sino que se lanzan temas y donde se observa la capacidad para desenvolverse del usuario, sus valores, actitudes…Por último, la entrevista mixta, es aquella que combina preguntas de las dos    entrevistas anteriores. Normalmente suele seguir un guión establecido, para pasar cuando  éste se agote a preguntas más abiertas que sondeen aspectos personales del entrevistado.
  • Sobre el grado de tensión, se tiene que tener en cuenta que todas las entrevistas tienen un grado de tensión que se desprende principalmente de las expectativas, los miedos que presente el entrevistado. Cuando el entrevistador no aumente con sus preguntas o las situaciones que plantee más tensión, se hablará de entrevista de tensión normal. En cambio, hay ocasiones donde por la naturaleza del trabajo a desarrollar es necesario observar la capacidad de respuesta que tiene un usuario ante distintas situaciones o su capacidad para controlar situaciones difíciles. Es, en estos casos cuando, cuando el entrevistador opta por aumentar la tensión en la entrevista dando lugar a lo que se conoce como entrevistas “duras” o de “choque”.
PRINCIPALES PAUTAS PARA HACER UNA ENTREVISTA 
  • Estar relajado, dar la sensación de tener la situación “controlada”. Ser naturales. 
  • Empezar con un saludo estirando bien la mano, ni muy fuerte ni muy débil.
  • No aceptar un cigarrillo, ni comida aunque nos lo ofrezcan.
  • Durante la entrevista, prestar atención a las preguntas y no interrumpir. Evitar hablar de vacaciones o política de la empresa en cuanto a subidas de sueldos.
  • Nos dirigiremos a nuestro interlocutor dándole el trato de “usted”, a no ser que se nos pida lo contrario. Utilizaremos su primer apellido.
  • Debemos mirar a los ojos del entrevistador; así demostraremos seguridad y dejaremos que sea él quien dirija la entrevista.
  • Debemos tener en cuenta que la entrevista tiene una duración determinada con lo cual el tiempo que tenemos para convencer con nuestras respuestas al entrevistador es limitado.
  • Mantener una actitud positiva.
  • Ser sincero. Conocer perfectamente el currículum que presentamos para poder hacer frente a cualquier pregunta que se nos haga.
  • Cuidar el lenguaje no verbal: no frotarnos las manos constantemente, no taparnos la boca o mirar hacia abajo, no mover las piernas con insistencia dando la sensación de inseguridad y de pérdida de control.

En el siguiente enlace del SEF, podéis encontrar el modelo y las instrucciones para elaborar un currículum vitae europeo.

Por último, y en este otro enlace podéis rellenarlo con vuestros datos, descargarlo e imprimirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres comentar esto?